Porque no reconstruir la aguja de Nôtre Dame



Nôtre Dame se había salvado de incendios y demoliciones en muchas otras ocasiones, pero el pasado lunes no tuvo tanta suerte. Todos pudimos ver en directo cómo las llamas arrasaban la aguja central y parte de su cubierta. A todo París se le encogió el corazón. En las plazas se amontonó gente rezando y cantando. Media Europa estaba pendiente en streaming. Parecía que se iba a perder esta joya del siglo XIII.

Sin embargo, de madrugada, el equipo de bomberos de la ciudad consiguió controlar el fuego. La estructura se había salvado e incluso parte del mobiliario de su interior. Todas las causas indican que la Catedral, que estaba siendo restaurada, había acumulado todos los factores para que una chispa se convirtiera en una catástrofe: los materiales químicos abrasivos empleados (oxyacetileno) para retirar las estaturas, las maderas de los andamios, los soldadores, las vigas secas y cubiertas de alquitrán de su estructura...

La aguja, que se derrumbó en llamas sobre la nave central, era parte de la restauración realizada en el siglo XIX por Viollet-le-Duc. Este dedicó toda su carrera a la elaboración de una teoría de la restauración basada en la re-interpretación y la exaltación del estilo. En un momento en el que el estilo gótico era el  arte francés de acuerdo a los ideales del nacionalismo romántico, Viollet  se empeñó en la búsqueda de la catedral ideal gótica y París de Nôtre Dame fue uno de sus escenarios de intervención.

Ahora queda abierto el gran debate. Mientras Macron, presidente de Francia, cree que debe ser reconstruida como símbolo de París que es, apenas un 20% de la gente opina que no y Paris sigue recibiendo ayudas millonarias (descabelladas e inhumanas) para las obras.

¿Por qué no reconstruirla?
Por memoria.

El incendio de la noche del lunes forma desde entonces parte de su historia. Siempre recordaremos Nôtre Dame con su aguja, no necesitamos que este y reconstruirla sería hacer un falso-histórico. Sería evitar la memoria de lo que pasó.

Es fácil aferrarse a lo que había, pero reconstruyéndolo nunca será igual. Será como un señuelo sin significado. La diferencia de materiales, de técnicas... Hoy en cía es fácil la reconstrucción. Podría imprimirse en 3D y colocarse con una grúa, pero ¿qué tendríamos? nada. 

La aguja era la re-interpretación del estilo gótico de Viollet-le-Duc. No era una réplica, era una declaración de intenciones, la renovación de un estilo en el siglo XIX.  Replicarla sería fallarle a ella misma, a lo que significa; pero ante todo sería esconder parte de su historia, este incendio, todo París cantando en las plazas y todo Europa conmocionada.



Nòtre Dame en 1800 antes de la restauración de Viollet-le-Duc
Los andamios para la construcción de la aguja sXIX

Nôtre Dame de Paris, 15 de abril de 2019

Nòtre Dame  de Viollet-le-Duc
El ideal de catedral gótica que perseguía Viollet


Nòtre Dame por Matisse






Comentarios

Entradas populares