Casa Batlló este 23 de abril


Este año la Casa Batlló no nos ofrecerá balcones de rosas ni mapings con la leyenda del dragón de San Jorge. 

Desde el mes de febrero (el inicio de la temporada baja) se está llevando a cabo la restauración de su fachada principal y parte de los salones interiores. Un momento, según el equipo que la gestiona: "mundialmente histórico";  que puede visitarse por 25€. 

Estas circunstancias han hecho que desde el comienzo de las obras, se instalara en la fachada una gran lona que la cubre de arriba a abajo. Esta nueva piel ha hecho que se desvirtúe por completo la forma del edificio y de la calle. 

Ahora la casa Batlló es un edificio moderno, un gran volumen puro que flota sobre una planta baja libre formada por un porche de arcos rebajados.  Su tensa piel textil permite algunas transparencias que dejan entrever el interior. La cubierta está formada por una serie de plataformas apiladas que parecen crear distintos niveles de terrazas hasta completar la edificabilidad de la parcela. Lo único que ha quedado de su antigua estructura es la serigrafía que está impresa sobre la lona y que trata de disimular este experimento arquitectónico que prueba qué pasaría si en Paseo de Gracia hubiera un de edificio translúcido, como los de Sanaa, o un edificio construido con tela Ferrari.

Desde luego la Casa Batlló es una obra maestra irreemplazable, pero a lo mejor es un buen momento para pensar.



Feliz San Jorge!
Feliç Sant Jordi!


fotografía @monica.soto.al







Comentarios

Entradas populares