HIST. Palmanova


Oh, Venezia!

Volvemos con Historia,
hablamos de la ciudad-fortaleza de Palmanova, Italia.


En la época de los grandes descubrimientos geográficos, la representación de los nuevos territorios en mapas y planos fue considerada la mayor apropiación de estos. Por ello, los descubridores contaban en su equipo con un dibujante o ingeniero que pudiera describir los parajes visitados.
Este afán por conocer lo desconocido y saber más sobre las ciudades, causó que, al mismo tiempo que se dibujaban las tierras descubiertas, aparecieran nuevos planes de protección de las propias ciudades. Por ello comenzó en Europa un movimiento de nuevas fundaciones de ciudades de carácter militar, como grandes fortalezas que protegían el territorio de las amenazas externas.


Palmanova, en Italia, es uno de estos casos, una auténtica ciudad-fortaleza. Fue construida entorno a 1600 como frente de protección para la ciudad de Venecia frente al Imperio Otomano. Para ello, fue completamente diseñada a partir de los modelos ideales de los tratados de arquitectura militar por Vincenzo Scamozzi.

Su trazado es radial, casi próximo al círculo, que era considerada la forma ideal que permite mayor control. El centro lo ocupa la gran plaza hexagonal a partir de la cual salen radialmente sus calles anchas permiten el desplazamiento rápido de las tropas hasta la muralla que ocupa todo el perímetro. Esta tiene forma estrellada para que no fuera fácil la aproximación del enemigo. En cada una de sus puntas un baluarte. Se trata de una ciudad completamente simétrica y geométrica que trata de buscar en su forma la efectividad militar y también la armonía de la ciudadanía.


Como el resto de ciudades europeas que se fundaron con fin militar en el siglo XVII, Palmanova fue diseñada íntegramente a través de planos, sólo mediante el dibujo. En ellos se encontraba toda la información sobre su construcción, su morfología, etc. Es por ello que este tipo de documentos se mantuvieron completamente en secreto. Ya que, si caían en manos enemigas, podría suponer la destrucción absoluta.




Scamozzi, Palmanova 1600.

Comentarios

Entradas populares