Habitar un depósito de agua.


El arquitecto Christoph Kaiser ha conseguido imaginar y hacer verdad habitar un depósito de 1955. 

 Con un espacio a doble altura que lee todo el espacio vertical y una gran entrada horizontal en planta baja, el proyecto trata de abrir luz y relacionarse con el pequeño jardín que lo rodea. Es una intervención sencilla, de simples líneas que también juegan a conseguir privacidad y aprovechar metros cuadrados.















Comentarios

Entradas populares