Szödliget


 Hay dos tipos de personas: los que saben fotografíar el alma y los que no. Y no hablamos sólo del alma de las personas, también de la arquitectura. Todavía más difícil.

El arquitecto Viktor Egyed es de las primeras. Ha realizado unas fotos impresionantes de un pequeño pueblo de pescadores abandonado cerca de Budapest. Él sí que ha sabido captar el misterio y la paz que desprenden la niebla y los juncos que forman este paisaje único.






Comentarios

Entradas populares