Ai Weiwei: on the table


Ya tenéis plan para este fin de semana!


En Barcelona,
en pleno centro,
el centro de imagen La Virreina
y entre las paredes de este palacio, grita una exposición llena de rebeldía: Ai WeiWei On the table.

Aquí, mi invitación para picaros un poco la curiosidad y que os atreváis a adentraros en este patio que casi pasa desapercibido por el gentío de las Ramblas y subáis a disfrutar de un recorrido por la vida y obra del artista que ha propuesto la comisaria Rosa Pera, la cual gracias al estudio de arquitectura Flores y Prats nos hizo una visita guiada el pasado viernes, a los estudiantes del taller.

"La libertad conlleva el derecho a cuestionarlo todo" Ai Weiwei

En la exposición, el inconformismo, la libertad de expresión, la provocación y la crítica se transforman en vídeos, fotografías, instalaciones, maquetas, diseño gráfico e incluso música que llenan las 20 salas de recorrido.

Para los que no le conozcáis, Ai WeiWei es un artista chino que lleva desde los años 80 aproximadamente denunciando la falta de libertades en China. Su obra le ha llevado a ser detenido en varías ocasiones, a ser aislado y ahora retenido ya que le han retirado el pasaporte. Es un activista comprometido con la sociedad, es pura provocación llena de sutilezas. Sus obras están llenas de doble sentido, juegos de palabras... Siempre buscando dar visibilidad de los problemas. Su mayor influencia la consigue a través de redes sociales y mostrando su obra en exposiciones como esta.  

El recorrido de la exposición se realiza de forma cronológica desde su huida a Nueva York en los 80 hasta su actual represión en China. Cada sala recoge una de las etapas mostrando imagen en las paredes y escultura en unas vidrieras centrales evocando la idea de una exposición dentro de otra. En los primeros años Ai WeiWei muestra fotografía, libros de arte y aparecen sus primeros símbolos: Cao o la obra Coca-Cola vase que ya se ha convertido en un símbolo en si misma.

Sin embargo, tras el terremoto en Sichuan que ocasionó 90.000 muertos, 5.000 de los cuales niños, cifras que fueron ocultadas por el gobierno, llega un punto de inflexión en su obra y vida que se transforma en una lucha continua por los derechos humanos en China. El recorrido de la exposición a partir de aquí, sigue un ritmo más continuo que nos muestra su imparable influencia como su fotografía antes de ser detenido la cual inmediatamente subió a Instagram, sus fuck a todos los símbolos de poder, las pipas de girasol, los cangrejos...

La visita acaba con la gran mesa de reunión del estudio de Ai Weiwei como símbolo de su ausencia obligada y la invitación con el hashtag #AWWOnTheTable para que cada uno pueda subir su foto a instagram, como hace él para seguir con su actitud crítica.


En fin... muchas muchas cosas que tenéis que ir a ver hasta el día 1 de febrero de 2015 en el Palau de La Virreina! Os va a gustar!

Aquí os dejo algunas fotos de la exposición, pero como siempre, mi selección...
Espero que os guste!




El juego del horizonte en esta serie





Cao
Esta instalación esta hecha especialmente para la Virreina. Se llama CAO. En chino significa HIERBA, pero según su pronunciación puede ser interpretado como FAKE o FUCK.
Otra llamada al ingenio y al juego de palabras: La falsa hierba de mármol y la cenefa que más de cerca esta compuesta por la nueva forma de repuesta de Ghery. La delicadeza que grita un "FUCK!"


Rosa Pera hablándonos de los libros ilegales que publicó el artista para mostrar obras de arte y pensamientos prohibidas por el poder


Coca-Cola Vase.
El primer símbolo de Ai Weiwei y una de sus obras más conocidas.
Una crítica a la sociedad china hecha para el consumo que pisotea su historia y patrimonio.
Bonita metáfora.

National stadium
Esta sala recogía la construcción del estadio nacional que Ai Weiwei diseñó colaborando con HErzog& de Meuron en 2008.
Un trabajo de fotografía que deja sin palabras.







Esta serie de fotografías es la clara intención de la obra de Ai WeiWei


Las pipas.
Otro gran icono simbólico en Ai Weiwei.
En 2010 llenó el suelo de la sala de turbinas de la Tate de Londes con 150 toneladas de estas pipas de porcelana china.
Cargadas de simbolismo, las pipas aluden a la producción del país donde sus integrantes se mueven como girasoles respecto su presidente. Una contraposición de la identidad individual y la experiencia colectiva.



La maqueta de su nuevo estudio que fue demolido por orden del gobierno un día antes de la inauguración. 

Cuando el gobierno decidió cerrarle el estudio, Ai Weiwei convocó un gesto provocativo que consistía en comer 10.000 cangrejos el día antes a su demolición, una cifra muy simbólica en la tradición china: "El presidente Mao vivirá 10.000 años". Además cangrejo en chino se dice como "Armonía", uno de los pilares de la doctrina comunista
taller de habitatge i rehabilitació on the table


gracias por leer y compartir!

Comentarios

Publicar un comentario

¿Y tú qué opinas?

Entradas populares