reHABITAR una fábrica de algodón


Buenos días!
Qué parón más grande y que acumulación de cosas para contaros... 

Este fin de semana he estado fuera. Tengo una buena excusa.
He visitado la ciudad holandesa por excelencia, Amsterdam!!
Impresionante y 100% recomendable!
La ciudad, los canales, el ambiente, las bicicletas, la Arquitectura...
Estos holandeses nos llevan bastante ventaja... Han descubierto el rehabitar mucho antes que nosotros que tan sólo llevamos unos pocos años..


¿Qué es rehabitar?

-rehabitar supone reconsiderar nuestro punto de vista sobre lo viejo o sobre lo ya existente; aunque sea viejo no significa que este obsoleto o este muerto.

-rehabitar significa el predominio del interior sobre el exterior, a partir de una pequeña intervención.

-rehabitar es generar un cambio radical en un espacio con la simple alteración de su uso; solo nuestra presencia sería una forma de verlo de manera diferente.

-rehabitar representa, sobre todo, la voluntad de volver a utilizar, de dar un nuevo uso; la novedad radica en la forma de usarlo.


Con la cabeza puesta en el taller temático de proyectos de Flores y Prats de 5º en la ETSAB, quiero enseñaros uno de los descubrimientos que hice el sábado por la mañana en el típico paseo en bicicleta por la ciudad de las dos P. Se trata de una antigua fábrica de algodón convertida en edificio de viviendas, el Kalenderpandem.


Callejeando por la zona noreste de la ciudad me llamaron la atención unos portales metálicos que parecían casi cápsulas del tiempo más propios de alguna moderna ciudad asiática. Una vez me acerqué al edificio, descubrí una ventana en la fachada que mostraba la vista de un mundo nuevo. La curiosidad me puede. 






Para que luego digan que los holandeses no son majos, uno de los vecinos con el que estuve hablando me invitó a entrar y pude hacer algunas fotos.

 Las viviendas totalmente de nueva construcción, imitando la forma original de la fábrica se retiraban del antiguo  muro creando un patio interior desde el que se accedía a algunas de las viviendas. Un espacio lleno luz, lleno de vegetación y tranquilidad que servía como prolongación de los grandes ventanales de las estancias que se abrían hacia él. 

 En el interior del patio se podía ver la estructura y el modo de conservación de la fachada con unos pilares y vigas de acero que apoyan sobre la nueva estructura de la nueva fachada interior. Esta doble piel crea un sorprendente efecto de alzado "vacío" desde el exterior.

Una intervención sencilla, pero no tímida que apuesta por reHABITAR y dar un nuevo valor a una vieja fábrica de algodón. 

Tras llevar a cabo una pequeña investigación, he descubierto que el "edificio calendario" es de Claus en Kaan Architecten (Aún no me ha quedado claro si se trata de una o dos personas). No hay mucha información en su página web sobre el proyecto, pero os animo a que le echéis un vistazo porque tiene cosas muy interesantes y han ganado varios concursos. 

De todos modos, aquí os dejo algunas de mis fotos. No pude entrar a ninguna vivienda, pero gracias a los típicos grandes ventanales holandeses y los planos nos podemos hacer una idea de como son por dentro.


Gracias por leer y compartir
Espero que os haya gustado















fotos de Claus en Kaan Architecten:

La antigua fábrica









Comentarios

Publicar un comentario

¿Y tú qué opinas?

Entradas populares