La Olmeda (I)



Entre mil girasoles, trigales y más campos y campos de la provincia de Palencia, cerca de un pueblecito llamado Saldaña aparece una autética obra maestra: La Olmeda.


Se trata de uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del mundo romano hispánico, una villa agrícola del bajo imperio, de época Flavia. El edificio completo consta de dos partes independientes: la parte de vivienda y la parte de los baños, al este. Más de 4.400m2 con 1.400m2 de pavimentos mosaicos.

 Al haber estado enterrada hasta 1968 y gracias al gran trabajo de su descubridor Javier Cortes Álvarez de Miranda, que la mantuvo a su costa durante 12 años y que más tarde la donó a la Diputación de Palencia y al cuidadoso trabajo de restauradores y arqueólogos la villa se mantiene en un estado espectacular. Se distingue claramente los elementos de la vivienda principal de planta cuadrada, con jardín central hacia el que se abren las habitaciones. Una llamada "casa de peristilo"(casa con galería de columnas), muy frecuente en la arquitectura romana.

 En sus fachadas norte y sur aparecen dos arcos flanqueados por dos torres, octogonales en la fachada sur y cuadradas en la norte. Las salas se articulan entorno a un patio central, reservando la zona norte, este y oeste a las habitaciones más nobles, claramente diferenciadas por los mosaicos de los suelos.

 Hay que destacar el Oecus, la sala principal de la vivienda situada al este, donde se encuentran los mosaicos más importantes. Una obra con un realismo extraordinario que narra la leyendade la treta del descubrimiento de Aquiles cuando este se encontraba disfrazado de mujer para evitar ir a la guerra de Troya. 

Al oeste de la vivienda aparece la segunda parte de la cas: los baños.

El conjunto de la villa es una de las edificaciones romanas privadas más grandes que se conservan. Aunque sabemos que tuvo una planta superior de unos 400m2 que fue destruida o simplemente cayó con los años, la planta baja ha llegado a nosotros casi intacta. Más de 1.400m2, como ya hemos dicho antes, de  arte y diseño geométrico a base de teselas talladas a mano que almantenerse en su posición original y no ser arrancados permiten hacerse una idea de como eran estas villas romanas.

Aquí os dejo algunas fotos de mi visita y la planta del edificio. Espero que os haya gustado esta pequeña clase de historia. Más adelante os explicaré el edificio, intervención sin la cual no sería posible ver esta maravillosa villa tan bien.























Gracias por leer!

Comentarios

Entradas populares