Matadero Madrid



Este finde, escapadita a Madrid,
como a mi me gusta.

Ir a buscar a mi hermano fue la excusa perfecta
 para poder ir a ver el ballet de Sorolla, en Matadero Madrid. (Muy recomendable!!)

Matadero Madrid: un nuevo lugar favorito, muy dear miami.


Es un espacio vivo y cambiante al servicio de los procesos creativos, de la formación artística participativa y del diálogo entre las artes. Nace para ayudar a la reflexión sobre lo sociocultural contemporáneo y apoyar los procesos de construcción de la cultura del presente y del futuro.

Matadero Madrid promueve la formación de artistas y públicos, la producción de obra y la difusión de la cultura local a nivel nacional e internacional. Estas tres líneas fundamentales se plasman en una serie de objetivos tales como:

1. Estimular la creación a través de las convocatorias de ayudas. 
2. Prestar especial atención a la difusión del trabajo de los creadores con base en la ciudad de Madrid.
3. Convertirse en el punto de encuentro de profesionales de la cultura, creadores y públicos.
4. Fomentar la producción de obra nueva, tanto de artistas locales como de nacionales e internacionales.
5. Contextualizar la creación artística en su tiempo y ponerla en relación con otros ámbitos.
6. Promover la reflexión sobre los procesos de construcción de la cultura.
7. Despertar el interés por la cultura y generar nuevos públicos para el arte.
8. Ser sede de los principales eventos de la ciudad, así como de destacadas citas internacionales vinculadas a la creación contemporánea.
9. Establecer una red de colaboración, nacional e internacional, con espacios similares, para la puesta en marcha de proyectos conjuntos.
10. Promover la organización de actividades conjuntamente entre todas las instituciones que forman parte del proyecto Matadero Madrid.


La arquitectura: 

El matadero y mercado de ganados de Arganzuela fue, desde sus inicios, un proyecto abierto y susceptible de crecer. Con una superficie de 165.415 m 2, el proyecto del arquitecto municipal Luis Bellido se estructuró en torno a un conjunto de pabellones dedicados a diversas funciones y servicios: dirección y administración, mercados de ganado, sección sanitaria, cocheras, cuadras e incluso servicio ferroviario.

Tras la guerra civil se admitieron otros usos y se construyó la nave para almacén de patatas, posteriormente transformada en invernadero. Cuando, a partir de 1970 las instalaciones comenzaron a quedar obsoletas, se iniciaron las primeras intervenciones para dotar de nuevos usos a algunas naves. 

En los años 80, el arquitecto Rafael Fernández-Rañada transformó el edificio destinado a dirección y administración del antiguo matadero en sede de la Junta Municipal de Arganzuela, así como la nave de estabulación y venta de terneras en espacio para actividades de índole sociocultural. En los años 90, el arquitecto Antonio Fernández Alba transformó los antiguos establos de vacuno en sede del Ballet Nacional de España y de la Compañía Nacional de Danza.
En 1996 se produjo la clausura definitiva del espacio dedicado a matadero y se calificó el recinto como bien catalogado, según el Plan General de Ordenación Urbana de 1997. En 2005 se aprobó la modificación del plan especial de intervención, adecuación arquitectónica y control urbanístico-ambiental de usos del recinto del antiguo matadero municipal, incrementando el uso cultural al 75% del total.
A partir de ese momento, se inician las nuevas actuaciones para convertir el recinto en centro de apoyo a la creación. 

El recinto se convierte en campo de experimentación de la nueva arquitectura, siguiendo los criterios de intervención del Plan Especial, que establece la preservación de la envolvente de las naves. La línea maestra que ha guiado las intervenciones es la reversibilidad, de modo que los edificios pueden ser fácilmente devueltos a su estado original. Las intervenciones mantienen expresamente todas las huellas del pasado para reforzar el carácter experimental de las nuevas instituciones que alojan. Para ello, se ha buscado el equilibrio entre el respeto máximo al espacio, y una dotación específica, que lo distinga, a través del uso limitado de materiales industriales directos y que, al mismo tiempo, dé servicio a los diferentes usos que pueda albergar.

El arquitecto Arturo Franco fue el autor de la rehabilitación del vestíbulo (Paseo de la Chopera, 14) y el espacio Intermediae, que se abrió al público en febrero de 2007, en el que el hierro y vidrio son los materiales protagonistas.
El conjunto escénico de 5.900 m2, denominado las Naves del Español, ha sido fruto del trabajo de colaboración interdisciplinar del director de teatro Mario Gas, el escenógrafo Jean Guy Lecat(que ha trabajado con Peter Brook transformando dispares localizaciones -un depósito de gas, una cantera, una fábrica abandonada- en insólitos espacios escénicos), el técnico escenógrafo Francisco Fontanals y el arquitecto municipal Emilio Esteras. La intervención, guiada por los principios de reversibilidad, flexibilidad y versatilidad,ha permitido dotar el espacio de múltiples configuraciones escénicas, introduciéndose nuevos elementos y materiales (policarbonato y estructura de andamio) que se yuxtaponen a los existentes y permiten una clara lectura de las intervenciones.

La Central de Diseño, que abrió sus puertas en noviembre de 2007, es fruto del proyecto encargado a José Antonio García Roldán. Su actuación ha consistido en mantener la fuerza de la propia descomposición constructiva de los elementos incorporando materiales reciclados y reciclables: policarbonato desmontable para el muro luminoso, bandejas industriales de parachoques reciclados en el suelo y hierro galvanizado.

El espacio entre las naves es igualmente interesante por sus dimensiones y calidad urbana. En colaboración con los arquitectos ganadores del concurso internacional de la urbanización del río Manzanares(Madrid Río), Ginés Garrido, Carlos Rubio y Fernando Porras se desarrolló el proyecto de urbanización del recinto, que dio lugar a las denominadas Calle y Plaza Matadero, un espacio al aire libre rebosante de actividad.

En 2011, tuvo lugar la apertura de la Nave 16, un versátil espacio expositivo de más de cuatro mil metros cuadrados cuya rehabilitación llevaron a cabo los arquitectos Alejandro Vírseda, José Ignacio Carnicero e Ignacio Vila Almazán; una rehabilitación que les ha hecho finalistas de los premios FAD de arquitectura 2012.

También finalistas de los mismos premios han sido María Langarita y Víctor Navarro, encargados de la transformación de la Nave 15 en la actual Nave de Música, abierta por primera vez al público en octrubre de 2011. Las premisas de su trabajo han sido de nuevo la reversibilidad, flexibilidad y el respeto máximo a las estructuras originales, creando un lugar único dedicado a la música y el arte sonoro, con escenario, oficinas, salas de ensayo, de conferencias, radio y estudio de grabación sin parangón en la ciudad.

Poco antes de la Nave de Música, en septiembre de 2011, tenía lugar la apertura de la Cineteca, de nuevo un espectacular proyecto de rehabilitación realizado con mucha imaginación y poco coste. Ubicada en los pabellones de las naves 17 c, d, e y f y cuenta con un espacio total de 2.688 m2. El proyecto arquitectónico, de José María Churtichaga y Cayetana de la Quadra Salcedo, ha conservado la concepción general de las construcciones existentes conservando la funcionalidad y el encanto del espacio original.

A esta nueva arquitectura se sumó la Casa del Lector según proyecto del arquitecto Antón García Abril. Con una superficie total superior a los ocho mil metros cuadrados, ocupa el espacio perteneciente a las naves 13 y 14, el de conexión entre estas dos naves, la nave 17b y parte de la nave 17c (tres crujías) en el espacio Matadero Madrid.

Por último, destaca la construcción de una central de instalaciones desde la que, mediante un anillo subterráneo de distribución, se suministra a los edificios de Matadero Madrid agua caliente y fría para climatización, agua para consumo y sistema de protección contra incendios, energía eléctrica, telefonía, voz y datos. Este sistema permite un importante ahorro energético y una notable reducción de los costes de mantenimiento, de acuerdo con los principios de sostenibilidad y economía que guían la intervención.















                                 
                                 
                                 

                                 


info: via web
                                 

Entradas populares

Los restos del Titanic