Desde París con neón


Su pintura es sexual, 
de colores libres, 
exuberante, 
sorprendente, 
incluso explosiva,
 el corte del cuchillo incisivo, su paleta de colores deslumbrantes.




Cuando era pequeña, a la artista francesa Françoise Niellysu padre le enseñó que "no hay espacio para errores", cosa que ha influido potencialmente la complejidad de su obra y en su técnica.

 La artista crea retratos retirarando con cuchillas poco a poco capas de óleo de colores luminosos y contrastantes.

Como resultado: unos trazos gruesos y limpios que forman figuras muy potentes visualmente, con una fuerza bruta y llenas de una energía vital. 

Una explosión de color.

















Entradas populares